RELACIONES CON LOS PADRES


Las relaciones con las familias es una pieza clave para el proceso de enseñanza-aprendizaje.

¿Qué es lo que pretendemos en nuestra relación con las familias?

·       El contacto real de padres y madres y educadores para encontrar estrategias comunes de actuación educativa.

·       Compartir experiencias e ideas, enriqueciéndonos recíprocamente, en un marco de respeto, escucha y apertura.

·       Progresar conjuntamente aumentando la capacidad de comprensión  de los procesos y vivencias de los niños y niñas.

·       Colaborar para potenciar el desarrollo global y armónico de todas sus capacidades, de forma que todos los componentes de la comunidad educativa participen en ello.

La colaboración con los padres debe plantearse como un proceso gradual, en este proceso se pueden diferenciar dos aspectos en los que los padres pueden colaborar, en cada uno de los cuales con contenidos y actividades muy diferentes: EL INTERCAMBIO DE INFORMACIÓN Y LA IMPLICACIÓN DIRECTA.


A.   INTERCAMBIO DE INFORMACIÓN.


·       Contacto informal diario.

Dos momentos privilegiados de relación entre la familia y la escuela son la llegada del niño/a a la escuela y la salida para su casa. Estas situaciones suelen ser aprovechadas para intercambios de información de tipo informal sobre hechos concretos y actuales de gran relevancia para comprender al niño/ a. Por ejemplo, la información de que el niño/ a ha pasado una mala noche, algún dato sobre lo que ha hecho el niño/ a durante su jornada escolar, estado de ánimo...

·       La entrevista. Se realiza  durante la primera semana de septiembre.

Es un instrumento prácticamente imprescindible al comienzo de la escolarización del niño/ a, cuando la familia y la escuela se desconocen. La información obtenida de los padres y madres en las entrevistas iniciales, previas al inicio del curso, sobre la familia, la tendremos en cuenta a la hora de llevar a cabo nuestros proyectos.

·       Información escrita.

Los padres y madres de nuestro centro reciben información escrita cada trimestre sobre las unidades didácticas, talleres,  y centro vivenciales que se han trabajado, así como sobre aspectos muy importantes relacionados con la educación y el desarrollo de los niños/ as (orientaciones sobre la adquisición del lenguaje, sobre la compra de materiales y juguetes, sobre el comportamiento del niño/ a en la casa con sus familias...).

·       Informes individuales.

Los informes sobre la evolución del niño/ a en el centro se entregarán a las familias una vez al trimestre y suelen adoptar la forma de una evaluación de los progresos efectuados. Al abarcar distintos aspectos (autonomía, hábitos, relaciones sociales, maduración...), estos informes suelen implicar un cierto seguimiento de la evolución de cada niño/ a en el centro.

           B).   IMPLICACIÓN DE LOS PADRES Y MADRES.

Otra forma de participación de las familias es la colaboración en actividades tales como:

§  Fiestas, salidas y excursiones.

§  Periodo de adaptación.

§  Talleres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada